Cómo llevar la mascarilla protectora de forma cómoda y con estilo

Mascarillas protectoras con estilo

Bueno pues nada, ahora de nuevo otra norma que a algunos les ha gustado y a otros no acaba de convencerles. El
caso es que la mascarilla se ha vuelto obligatoria para toda la ciudadanía (incluidos niños a partir de seis años), aunque yo desde mi primera salida tras el confinamiento siempre la había utilizado. Es una medida de protección frente al COVID19, no sólo para uno mismo sino con la finalidad fundamental de no contagiar a los demás. Se ha establecido su uso obligatorio para cuando estemos en lugares públicos en los que sea imposible mantener la distancia de seguridad de dos metros, y como eso es incontrolable cuando vamos por la calle es importante utilizarla siempre.

En el uso de la mascarilla hemos tenido un poco de mala suerte por el tiempo que está haciendo, ya que a la incomodidad de tener que llevarla se añade el calor que hace estos días, y que incrementa el agobio que sentimos al utilizarla. Si antes ya sudábamos con ella, ahora con más razón. Pero si las normas sanitarias la consideran obligatorias, habrá que seguir las recomendaciones de las autoridades y al respecto nada tenemos que decir.

Eso sí, hay una serie de trucos que van a conseguir que a pesar del calor y de las circunstancias llevemos la mascarilla más contentos, cómodos y, como no, con elegancia y glamour.

  1. Lo primero que debemos hacer antes de ponernos la mascarilla es hidratarnos el rostro al menos media hora antes de colocarla y salir a la calle con ella, y retirarla cada dos horas para eliminar el sudor. Al principio será un poco complicado pero es un consejo muy fácil de seguir que evitará que el contacto de la mascarilla con la piel provoque sequedad, sarpullido o dermatitis. De esta manera tendremos siempre la piel cuidada y saludable, sin que la mascarilla provoque ninguna reacción.
  2. Ponte además bálsamo labial antes de salir de casa para evitar la sequedad en los labios. Lo bueno es que la mascarilla va a mantener su hidratación todo el tiempo que la utilices.
  3. Otra norma que hay que seguir y de forma muy estricta es la elección correcta de la mascarilla que vayamos a utilizar. Esta elección no es baladí, ya que cuando más proteja la mascarilla más seguros nos sentiremos y más combatiremos al Covid19. Las mascarillas quirúrgicas son las más económicas y cómodas, pero es verdad que no protegen tantas horas ni frente a los contagios ajenos. Las FFP2 son más incómodas de llevar porque son menos ligeras y más tupidas, pero sin embargo aunque son más caras protegen en un doble sentido: tanto al portador como a terceros. En cualquier caso, seguid las recomendaciones de vuestro farmacéutico cuando las vayáis a adquirir, porque allí os indicarán el modelo más adecuado para vuestra situación. Para los que somos de riesgo es mejor utilizar la que más proteja del mercado, para evitar sustos. Y recordad que para niños hay talla especial, más pequeña, y que se adapta a su tamaño de cara perfectamente.
  4. Llevad siempre mascarillas homologadas, con el filtro de protección adecuado. Si queréis llevar una mascarilla de tela con dibujos o telas a conjunto con vuestro atendo, deberéis colocarla encima de la reglamentaria. En caso contrario iréis ideales pero poco protegidos.
  5. Lleva pendientes y complementos pequeños, que no se enganchen con las gomas de sujeción de la mascarilla. Si llevas colgantes, pendientes de aro, piercings en el rostro o complementos para el pelo es muy probable que con el quita y pon de la mascarilla acabéis perdiendo vuestras pertenencias. Serán sólo pocos días, y no cuesta nada adaptar nuestros  hábitos a la nueva rutina que se acaba de imponer. Tiempo tendremos luego para pendientes largos, diademas que apoyen detrás de la oreja u otro tipo de complementos que ahora resultan incómodos de lucir.
  6. No tires la mascarilla o los guantes protectores que dan en algunos comercios al suelo; espera a llevarla a casa y la tiras a la basura siguiendo la normativa al respecto, pero nunca, y aunque sean quirúrgicas de un solo uso, las tires al suelo. Recuerda: las mascarillas no son biodegradables, por lo que su eliminación debe hacerse de forma correcta.
  7. Lava tus dientes antes de ponértela. Respirarás mejor y la mascarilla será más atractiva de poner.
  8. Perfúmate bien antes de colocarla con una colonia fresca y no muy intensa para que lo poco que puedas oler con la mascarilla sea un aroma cercano agradable.
  9. Viste de forma cómoda, con ropa suelta y ligera, y acorde con el hecho de llevar la mascarilla, que de por sí ya agobia bastante. Por ello, evita los cuellos altos, pañuelos o fulares al cuello, sombreros que te cubran demasiado o ropa ajustada o que dé calor. Opta por prendas frescas de lino, transpirables de algodón o materiales orgánicos. Evitarán parte del agobio que sufrimos al llevar la mascarilla, y sobre todo, la retención del calor.
  10. No utilices la mascarilla para hacer deporte. Varios estudios han demostrado que son perjudiciales para la correcta ventilación del pulmón. Por eso, cuidado con mantenerla puesta ante un esfuerzo físico excesivo.
  11. Si quieres ir combinada y a la última, opta por una mascarilla divertida hecha por ti mismo o incluso por cualquier firma de moda. Eso sí, siempre con la mascarilla homologada debajo. Puedes cambiar el color o estampado dependiendo de tu look del día, y con el paso de los días lo considerarás un complemento más de tu día a día, como el bolso, o un simple pañuelo. Hay que adaptarse a todo, y la moda en su caso ya lo está haciendo y con estilo. Ahora la mascarilla es un complemento más de nuestro outfit, al menos al aire libre y en lugares públicos con mucha gente.
  12. Si te molestan las gomas de sujeción de la mascarilla detrás de las orejas, y más si llevas gafas, venden en las farmacias unos adaptadores que recogen las gomas de la mascarilla por detrás de la cabeza, protegiendo esa zona tan sensible como es la posterior al oído.

Por lo visto la mascarilla ha venido para quedarse, así que mientras tengamos que utilizarla, que sea cuidando nuestra piel, de forma efectiva, y a poder ser, con estilo y elegancia, sin renunciar a nuestra propia esencia y continuar de este modo, como siempre, Más Que Guap@s! 

(Visitas 47 time, 2 visitas hoy)
Si te ha gustado el artículo "Cómo llevar la mascarilla protectora de forma cómoda y con estilo" pincha en los iconos sociales que hay a continuación. Es la única forma que tenemos de saber que te ha gustado nuestro trabajo.
Emma G.
Sobre Emma G. (230 Articles)
Redactora de Mas Que Guapa

Deja un comentario.