Cómo vestirse para ir al médico

Vestido de punto de Zara

Qué pereza da ir de médicos; y si encima tienes que hacerte alguna prueba diagnóstica, ya sea un TAC, PET-TAC, resonancia magnética o una simple radiografía, todavía más. Y bueno, no digamos si tienes alguna patología que requiera un seguimiento periódico y continuado; entonces eso ya en ocasiones hasta desespera.

Por todo ello, y en todo momento, aunque suene un poco frívolo, hay que pensar igualmente en el qué me pongo. Y sí, la verdad es que no es una ocasión como para estar pendiente del modelo, pero he de deciros que si vais adecuadamente vestidas a la realización de dichas pruebas médicas las molestias derivadas de su realización pueden reducirse considerablemente.

QUÉ ROPA ME PONGO PARA HACERME UNA PRUEBA DIAGNÓSTICA


Las pruebas diagnósticas por norma general y salvo casos excepcionales no suelen resultar dolorosas. Sin embargo, durante la realización de las mismas se sufren distintas molestias, que pueden ir desde un breve pinchazo – si se trata de pruebas con contraste – hasta un frío helador, ya que las salas en las que se encuentran los aparatos suelen estar a bajas temperaturas por exigencias del fabricante.

Por dicho motivo, es imprescindible ir adecuadamente vestida para la ocasión. De hecho, si por ejemplo llevas un vestido suelto, de quita y pon, reducirás considerablemente el tiempo de la prueba, ya que en un segundo estarás lista para su realización.

Por dicho motivo, os voy a dar una serie de consejos que espero os sirvan de ayuda:

  1. Utiliza ropa cómoda y sencilla. Para mí lo ideal es el vestido suelto, el que se quita y se pone en un segundo. Así en cuanto te llamen para la prueba, estarás lista de forma inmediata, reduciendo el tiempo de espera y, por consiguiente, los consiguientes nervios. Dejad a un lado vuestras últimas compras y coged un vestido de temporadas anteriores; no es un momento de lucimiento, y el vestido por cualquier motivo puede estropearse.
  2. Llevar vestido es mucho más cómodo y funcional que llevar pantalones, ya que en ocasiones dependiendo de la prueba y si no llevan cremalleras, ni botones ni apliques metálicos, incluso pueden dejar que te lo dejes puesto.
  3. Con respecto a la manga, el vestido con manga tres cuartos es el ideal. Si han de ponerte un gotero para introducirte alguna sustancia, como el contraste, pueden ponértelo simplemente levantándote un poco la manga, sin necesidad de quitarte capas de ropa – como jerséis o chaquetas – o incluso si no sube estropear el vestido si tiene manga larga.
  4. Además, el vestido te permite llevar medias, prenda que por norma general y si no lleva etiquetas ni accesorios de metal puedes dejarte puestas en la prueba, evitando frío innecesario que puede hacer que cojas un catarro con facilidad. Eso sí, que sean tupidas o resistentes, ¡lo que te faltaba si se te rompen en ese momento o se hace una carrera!
  5. Con respecto al calzado, también cómodo. Por norma general suelen dejarte puesto el calzado, pero recuerda que es preferible que no lleve apliques metálicos. Para mí lo ideal son las botas UGG en invierno (que abrigan un montón y son muy básicas) y las bailarinas en el resto de estaciones. Son de fácil quitar y poner y no pierdes el tiempo en vestirte. Por favor, evita tacones, sandalias o zapatos con tiras difíciles de poner; ralentizará tu tiempo en el médico y sólo pueden darte problemas.
  6. No olvides dejar en casa pendientes, pulseras y demás objetos de valor, así como el reloj, para evitar que se pierdan. No merece la pena correr el riesgo de extraviar algo apreciado. Además, tampoco es el momento de ir luciendo pertenencias.
  7. Con respecto a la ropa interior, verifica que la misma no tiene apliques ni accesorios de metal. De lo contrario o te los harán quitar o distorsionarán el resultado de la prueba.

Cuando me toca revisión, yo ya tengo preparados mis vestidos de verano e invierno para hacerme las pruebas. En invierno mi preferido es un vestido-jersey de punto negro de Zara de hace años, con cuello alto, que incluso en alguna ocasión han dejado que lo lleve puesto. Me abriga mucho y permite que me vista y desvista antes de las pruebas en un santiamén, con lo cual la duración de las mismas se reduce a la mitad. En verano llevo uno de Adolfo Dominguez de manga corta sin botones ni cremallera, que es también mi preferido cuando tengo que pasar por el “taller de reparación”.


Con lo nerviosa que estás durante las pruebas o incluso cuando vas al médico por cualquier motivo, lo que te faltaba si tienes que empezar a colocarte calcetines, una falda complicada, los botones de una camisa o simplemente un cinturón. En la vida hay que ser práctica y eficiente, y reducir tiempo de estrés se agradece.

Por eso y para esta época, os sugiero este vestido de punto de Zara, que me ha parecido que reúne todas las condiciones que os he comentado, para que en cualquier ocasión estéis adecuadas, cómodas y cómo no, ¡Más que guapas!

 

EL PRODUCTO: VESTIDO TÚNICA DE PUNTO, de ZARA.

Color marino. Referencia 6771/002. PVP: 29,95 €. De venta en tiendas ZARA y en www.zara.com.

(Visitas 3.213 time, 1 visitas hoy)
Si te ha gustado el artículo "Cómo vestirse para ir al médico" pincha en los iconos sociales que hay a continuación. Es la única forma que tenemos de saber que te ha gustado nuestro trabajo.
Emma G.
Sobre Emma G. (189 Articles)
Redactora de Mas Que Guapa

Deja un comentario.