Consejos para elegir joyas como invitada a una boda (1/2)

Primera parte. Consejos para elegir las joyas como invitada en una boda.

Sortija Utopian de Suarez.

Ya habréis observado por mis anteriores posts, como en Vestido de ceremonia o en Tengo una boda, qué me pongo, que me encanta ir de ceremonia. Preparo cada estilismo a conciencia, con tiempo, y no dejo nada a la improvisación. Me encanta pensar en el qué me pongo y los preparativos de los días anteriores: desde el maquillaje, el vestido o los complementos, todo lo tengo perfectamente ideado.

Todo el mundo sabe lo que va a ponerse en una boda, pero pocas sabemos de antemano las joyas que vamos a llevar. Cuando llegas a una boda, lo habitual es que todas las mujeres casadas se hayan puesto sus mejores galas, y así lleven su anillo de pedida o los pendientes de la boda, o ambas cosas a la vez. Otras, en cambio, prefieren no obstante lucir como lo que yo denomino un árbol de navidad, y se ponen encima el joyero entero, combinando distintos tipos de piedras, perlas y metales preciosos de diversa procedencia, por si acaso a alguien le queda alguna duda de su poder adquisitivo.

Sin embargo y por muy buenas que sean las joyas que se lleven a una boda, ese look no siempre es adecuado para la ocasión. Recordar esa viaje máxima de menos es más, que se ha convertido en la brújula de este blog, nunca viene mal, pero desde luego resulta más que acertada cuando de hablar de joyas se refiere.


Por eso y para evitar arruinar tu atuendo con tus joyas, y que la mala elección de las mismas eclipse tu vestido como invitada en una boda, es necesario tener en cuenta una serie de directrices que harán que todo tu look sea adecuado al tiempo y al lugar, y cómo no, a tu estilo en sí mismo.

 Consejos para acertar con las joyas para llevar como invitada a una boda

1º) Lo primero y primordial que hay que hacer cuando uno va invitado a una boda es pensar en el vestido o el modelo que se va a lucir. Una vez decidido este extremo, el siguiente paso será analizarlo y encuadrarlo dentro de un estilo concreto: clásico, moderno, boho chic, o minimalista, entre otros.

Después, selecciona de entre todas las joyas de las que dispones – no tienen que ser propias, siempre puedes pedirlas prestadas a tu madre, a una hermana o amiga – y elige las que se adaptan al estilo del vestido.


Esta norma, que en principio parece sencilla, luego no lo es tanto puesto que muchas veces en nuestro afán de querer ponérnoslo todo en esa ocasión especial nos da igual el estilo del vestido y optamos por elegir las joyas al margen del mismo, consiguiendo un efecto descoordinado que puede desacreditar por completo todo tu look.

2º) Unifica y coordina tus joyas. Ten en cuenta que los pendientes, el collar y la pulsera deben ir en consonancia no sólo con el vestido sino también entre ellos. Por ello, no mezcles diversas piedras ni distintos metales preciosos. El oro blanco y el oro amarillo, por mucho oro que posean, no pegan entre sí. Por eso, la combinación de los pendientes de oro blanco y brillantes con pulsera de oro amarillo no son una combinación adecuada. Únicamente podrás innovar un poco en ese sentido con los anillos, pero cuidado, recuerda el menos es más.

3º) Los pendientes deben combinar con el peinado. Por ello, si llevas pendientes largos es preferible que recojas total o parcialmente tu melena. Si llevas sombrero o tocado, un sencillo pendiente (de perla o brillante solitario) será la mejor opción.

4º) Fíjate en el escote y corte del vestido para combinar los pendientes, collares y pulseras.  Con palabra de honor, por ejemplo, si lo que quieres es llevar un collar elígelo sencillo – cadena con colgante mini – o uno de estilo gargantilla. Yo soy más partidaria de no llevar nada en el cuello, para dar mayor importancia al vestido, pero en el caso de elegir un complemento, que sea discreto y sencillo.

En el caso de las pulseras, póntelas tipo brazalete sólo en el caso de llevar tirantes. Puedes optar por ponértelo encima de la manga en vestidos de manga larga estilo boho chic.

Si el vestido es de cuello alto, prescinde de los collares. Aquí puedes sin embargo jugar con unos pendientes más llamativos y voluminosos.

5º) El protocolo indica que vayas sin reloj. Por ello, evita ponértelo salvo que por las circunstancias necesites estar pendiente de la hora. Ante ello, elige uno discreto, sencillo y metalizado, sin estridencias ni colores llamativos.

 

— Para no hacer este artículo demasiado largo, lo he dividido en dos partes. Sigue este enlace para ir a la segunda parte ….

Si te ha gustado el artículo "Consejos para elegir joyas como invitada a una boda (1/2)" pincha en los iconos sociales que hay a continuación. Es la única forma que tenemos de saber que te ha gustado nuestro trabajo.
Emma G.
Sobre Emma G. (177 Articles)
Redactora de Mas Que Guapa

2 Trackbacks & Pingbacks

  1. Consejos para elegir joyas como invitada a una boda (2/2) - Más Que Guapa
  2. Los pendientes perfectos para una ceremonia - Más Que Guapa

Deja un comentario.