Guantes largos para invierno

Un "must have" para este invierno

Guantes largos

Tal y como os he ido comentando en varias ocasiones, como en el post GLIVEC, efectos secundarios, uno de los efectos adversos de la ingesta de imatinib es la intolerancia al frío. Quizá por ello me he convertido en una experta en la superposición de prendas, o tal vez haya hecho un master, el caso es que el tratamiento con GLIVEC me ha obligado a realizar un estudio de mercado perfecto y pormenorizado para conseguir soluciones con glamour y paliar dicha desagradable sensación.

Uno de esos maravillosos hallazgos que en los últimos inviernos me ha ayudado a sobrellevar mejor el frío han sido los guantes largos. Aunque a primera vista pueden resultar un tanto aparatosos, lo cierto es que su gran capacidad de abrigo ha conseguido cautivarme por completo, tanto que tengo varios pares repartidos entre abrigos y bolsos para que en los días de invierno nunca me puedan faltar.

Guantes largosCuando hablo de guantes largos me refiero a los guantes de lana o piel (napa, ante o cuero) cuya longitud alcanza casi hasta el pliegue del codo. Cubren la zona del brazo desde el codo hasta la punta de los dedos, aunque dada su flexibilidad pueden arrugarse hasta conseguir una longitud media, consiguiéndose así un efecto muy atractivo.


Sí, es lo que estáis pensando, son similares a los guantes denominados tipo Gilda, esos que llevaba la protagonista de la película y que se iba quitando poco a poco de forma sugerente y con mucho glamour conforme sonaba la música. En la actualidad ese modelo se ha actualizado y han pasado a convertirse en vestuario de diario. Al fabricarse con materiales más comunes, como la lana, el algodón, acrílicos o cuero, han pasado de ser el complemento de fiesta de moda en los años cincuenta a ser todo un must have en cada temporada invernal.

Y como casi todo, el descubrimiento de su gran utilidad fue casual, ya que en una época de rebajas vi un par de guantes largos en una tienda que me volvieron loca, y dado que estaban a muy bajo precio (estaban en liquidación final), decidí comprármelos. Además eran de un color morado-violeta, por lo que su largura y su tono llamativo los convirtieron en el mejor de los caprichos.

Al principio me parecían un tanto incómodos, puesto que cuesta un poco más ponerlos y quitarlos, pero conforme transcurría el invierno y bajaban las temperaturas, pronto comprendí que nunca más iba a poder desprenderme de ellos.


Y es que los guantes largos son el complemento perfecto para evitar cualquier entrada de frío hacia los brazos. No sé si os habréis dado cuenta de que la largura de la manga de los abrigos, para que sea cómoda, no debe sobrepasar la línea de la muñeca. La mayoría de los guantes también alcanza únicamente hasta esta zona, dejando en multitud de ocasiones y casi con habitualidad al descubierto justo esa parte coincidente con las pulseras o el reloj. No podéis ni imaginaros la de frío que puede entrar por ahí, y lo desagradable que es cuando día y noche te encuentras aterida por el Imatinib (GLIVEC).

Por este motivo, los guantes largos o de Gilda, en cualquiera de sus composiciones y materiales, son perfectos para cubrir la zona de la muñeca por debajo del abrigo. De esta forma se consigue llevar completamente cubierta la totalidad del brazo, evitando entradas insospechadas de frío polar que pueden ocasionarnos un duro transitar.

No obstante, otra alternativa casual chic que os propongo consiste en llevar los guantes largos sobre un jersey de lana cuando llevéis un chaleco de abrigo, como es el caso del chaleco de plumas, del que os hablé en mi anterior post. Es una combinación diferente y estilosa que me apasiona, y que permite un mayor abrigo cuando comienza a cambiar la temperatura en los días suaves sin necesidad de llevar un jersey adicional.

Un consejo: Os recomiendo que si podéis, cuando compréis vuestros guantes largos, elijáis un tono llamativo o un estampado o color distinto al del abrigo a combinar. De esta forma conseguiréis una personalísima coordinación de colores que se convertirá en vuestra indiscutible seña de identidad.

Así que ahora ya sabéis como ir abrigadas en invierno vistiendo a la última y con los complementos más chic, y de esta forma podréis seguir estando, como siempre, ¡Más que guapas!

 

EL PRODUCTO: ASIA GUANTE LARGO LANA de MAX&CO.

100% Acrílico. Color fucsia-burdeos. PVP: Desde 60 €. De venta en tiendas MAX&CO. Más información en www.maxandco.com.

(Visitas 483 time, 1 visitas hoy)
Si te ha gustado el artículo "Guantes largos para invierno" pincha en los iconos sociales que hay a continuación. Es la única forma que tenemos de saber que te ha gustado nuestro trabajo.
Emma G.
Sobre Emma G. (199 Articles)
Redactora de Mas Que Guapa