Manta para el sofá

Manta Polar Zara Home

Cuando uno está convaleciente de cualquier enfermedad el trayecto a realizar en casa varía bastante poco: de la cama al sofá, y del sofá a la cama. El malestar general, escasez de fuerza y el frío en ocasiones hace que tumbarse en el sofá sea la mejor alternativa a continuar postrados en la cama. Ver la televisión, ojear una revista o simplemente mirar por la ventana son actividades que parecen de lo más entretenidas, y mucho más cuando la patología sufrida es de larga duración.

Es cierto que uno luego se va recuperando, poco a poco, y puede que recuerde con horror esos momentos de inactividad: momentos en los que el resto del mundo seguía con su rutina diaria, pero que para ti, estancada en el sofá, simplemente mirar por la ventana y observar a los viandantes era lo mejor que te podía pasar. También puede que lo recuerdes con cariño, eso si aprovechaste esos momentos de asueto para retomar aficiones perdidas como leer, coser, o simplemente meditar, y que el hueco que dejaste en el sofá en aquellos días se haya evaporado para siempre.

En mi caso el momento-sofá lo olvidé pronto; quizá porque mi sofá es grande, cómodo, y la compañía fue siempre divertida y entrañable. El sofá, por definición, siempre se comparte, y lo mejor en momentos de reposo es una buena conversación y, siempre y para una óptima recuperación, con una persona que te haga sonreír. Pero mientras estuve en él, “disfrutando” de mis ratos de descanso obligado, tuve mi mantita, de la que desde entonces y cada vez que me siento en el salón, no he podido desprenderme, y la vuelvo a coger una y otra vez con inmenso cariño, recordando esos momentos pasados de descanso y calor en buena compañía.


Por eso, y con independencia de la situación en la que os encontréis, os recomiendo la manta de forro polar de ZARA HOME. Ideal para el descanso, es suave, ligera, y con la intolerancia al frío que provoca el Glivec, medicación prescrita a los pacientes con GIST, es perfecta para entrar en calor mientras permaneces quieto en el sofá. La venden en tres tamaños, desde 130 x 170 cm, hasta 160 x 250, pasando por la más grande de 230 x 250 cm, pero para mí la ideal es la pequeña, la primera de ellas, porque es más que suficiente para cubrirte mientras lees un libro, ojeas una revista, ves la televisión, o simplemente estás de conversación.

Sus colores claros, desde el blanco al beige, pasando por el gris piedra, son ideales y combinan con cualquier sofá, aportando calidez al ambiente, lo que convierte tu salón en un lugar confortable y a la última. Su precio más que adecuado (desde 19,99 €) la hacen perfecta incluso como regalo a tus seres queridos, y si encima no se te ocurre nada que llevarles cuando están convalecientes ¡Este es el detalle perfecto!

¿No os habíais dado cuenta de que todos los bebés tienen su mantita? Con ella se sienten calentitos, protegidos y seguros. Cuando crecen su mantita les sigue a todas partes; y permiten que cojan el sueño en cualquier lugar, con independencia de dónde se encuentren. A los mayores nos pasa lo mismo, pero no queremos reconocerlo.


Sentarnos en el sofá con una manta, además de aportarnos calor, tiene multitud de utilidades terapéuticas, como tapar el abdomen para hacer una buena digestión. Si además tienes una piel sensible o atópica y no toleras lanas o acrílicos, es el complemento perfecto para un reposo con glamour.

Así que ¡Dí adiós a tu vieja manta de cuadros, y apúntate ya a la manta de forro polar! Y de este modo seguirás calentita, cómoda y acelerarás tu recuperación a paso de gigante, manteniéndote, como siempre ¡Más que guapa!

EL PRODUCTO: Manta polar de ZARA HOME. Tamaño 130 x 170 cm. PVP 19,99 €. De venta en establecimientos ZARA HOME o en www.zarahome.com.

(Visitas 1.418 time, 1 visitas hoy)
Si te ha gustado el artículo "Manta para el sofá" pincha en los iconos sociales que hay a continuación. Es la única forma que tenemos de saber que te ha gustado nuestro trabajo.
Emma G.
Sobre Emma G. (199 Articles)
Redactora de Mas Que Guapa

3 Trackbacks & Pingbacks

  1. Date un capricho | Mas Que Guapa
  2. Efectos secundarios del Glivec - Más Que Guapa
  3. Viste estilosa y de sport con la sudadera Hollister | Más Que Guapa

Deja un comentario.