Gist: El diagnóstico

Gist: Pruebas para el diagnósitco.

Gist, diagnóstico

Tal y como decíamos en artículos anteriores acerca del Gist, los síntomas de esta enfermedad no son específicos, incluso a veces inexistentes, por lo que para su correcto diagnóstico suelen resultar convenientes varios procedimientos distintos:

  • Endoscopia: Se trata de una técnica que permite observar la cara interna de los órganos y con la técnica adecuada tomar muestras del tejido que se desea analizar, o sea, biopsias. En mi caso, me realizaron una endoscopia y tomaron una muestra del estómago, pero como el tumor estaba en el exterior, los análisis salieron normales. Seguro que descartaron otras cosas peores.

 

  • Escáner: El escáner es el método más usado para detectar los Gist. Con las imágenes obtenidas se tiene una idea clara de la situación y tamaño del tumor, con lo que esta prueba ayuda a planear la cirugía. Permite aclarar el diagnóstico y permite determinar si el tumor se ha extendido hacia otros órganos (metástasis). Tras la posible intervención y durante el tratamiento del cáncer, también se utiliza el escáner para determinar si el tumor crece de nuevo o aumenta o disminuye su tamaño (recidiva).

 

  • Punción guiada por Eco-Tc: Para estar seguro del diagnóstico de Gist, es necesario un examen del tejido del tumor e identificar las células causantes. Para ello, mediante una punción o biopsia se obtiene tejido tumoral. Para realizar esta prueba es necesario conocer exactamente la posición del tumor, de lo contrario no se puede llegar a él. Mediante estos dos exámenes se localiza el tumor, ayudando al cirujano a acceder y extraer parte del tumor.

 

  • Anatomopatología: Una vez se dispone del tumor o de parte del tumor se procede a su análisis (Estudio anatomopatológico). Se realiza en laboratorio. En mi caso tardaron una semana en dar los resultados, así que paciencia. Este análisis determina:

o   Presencia de KIT (CD-117) alterado o mutado. Se trata del gen que origina el tumor y causa la división celular descontrolada dando lugar al tumor. Entre el 85% y el 90% de los Gist tienen alterado el gen KIT, por lo que lo que realmente se diagnostica es que es un Gist. Lo mejor es que de positivo, por lo menos ya estarás diagnosticado.

o   Índice de mitosis: Se determina la velocidad a la que las células mutadas se dividen. Se cuentan el número de células que se están dividiendo en ese momento en una extensión de 50 campos de gran aumento (50 cdg). Por supuesto, cuantas menos, mejor.


o   Tamaño: Se el estudio se realiza con una extracción total del tumor, se mide en los tres ejes. Esto ayuda a determinar la probabilidad de recidiva (recaída). Cuanto más pequeño sea, menos probabilidad de recidiva.

o   Resección: Si se ha extraído el tumor completo estudian los bordes del tumor, zona en la que se ha realizado el corte. Si en los bordes hay células mutadas, puede que se hayan dejado algo del tumor dentro. Si en los bordes, las células son normales, es que han cortado el tumor completo, lo llaman “bordes libres” o resección R0. Por supuesto, lo mejor para evitar recaídas, es que ”corten por lo sano” o lo que es lo mismo, bordes libres.

  • PET: O lo que es lo mismo, tomografía por emisión de positrones. Con esta prueba se puede medir el metabolismo del tumor. Esto se consigue midiendo la cantidad de glucosa que consume. Su buscan zonas del cuerpo con elevado consumo de glucosa y se convierten en lugares sospechosos de esconder un Gist.

 

  • Resonancia magnética nuclear: O lo que es lo mismo, RMN. Suele utilizarse en personas para las que no se pueden utilizar radiaciones X o tienen alergia al contraste que se utiliza en el TC.
Si te ha gustado el artículo "Gist: El diagnóstico" pincha en los iconos sociales que hay a continuación. Es la única forma que tenemos de saber que te ha gustado nuestro trabajo.
Emma G.
Sobre Emma G. (173 Articles)
Redactora de Mas Que Guapa

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Gist: El tratamiento | Más Que Guapa

Deja un comentario.